Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros
Excelsio

Lo último

Navegación

Opinión | Oración para una mascota

Daniel Quintero Trujillo* | En el sexto día de la creación del mundo, Dios ordenó que la tierra fuera poblada por todas las especies de animales para adornar el universo y finalmente creo al Hombre como rey de toda la creación, con la misión de cuidar y conservar el orden natural.

Después  muchos  animales se domesticaron y pasaron a ser grandes compañeros del hombre encontrándose entre ellos el perro, un ser sensitivo con gran capacidad de dar afecto, de acompañar a su amo y estar atento a todas sus actividades. La sociedad, los ha utilizado en el cuidado de los niños, ancianos, enfermos y en las prácticas de rescates de cadáveres en las tragedias de terremotos o como guardianes en la seguridad de personas o propiedades.

Los animales convertidos en mascotas por ser custodios del diario vivir del ser humano, cumplen con una gran tarea psico-afectiva y en esa interacción mascota – amo, se establece una simbiosis traducida en una dependencia mutua acompañada de afecto y amistad, ya que a ellos acudimos para acariciarlos, jugar, hablarles con amor, educarlos para que satisfagan con higiene sus necesidades, saluden dando la mano y batiendo su cola en señal de alegría, en ellos se detectan sentimientos de tristeza cuando emprendemos un viaje y los dejamos solos o sentir que están dando señales de alerta cuando presienten que nuestro regreso al hábitat natural está próximo .

Por ello como seres racionales tenemos el deber de dar a las  mascotas  calidad de vida traducida en buena alimentación, techo confortable, higiene de su cuerpo, acompañamiento en sus juegos y atención especializada a sus enfermedades pero siempre convencidos que su corta vida, será  un tiempo en el que tenemos que prepararnos para liberarlos de la enfermedad y sufrimiento que esos animales asumen con paciencia sin quejarse y a pesar del dolor que deja en nuestras vidas semejante al dolor de la muerte de un ser humano.

Debemos darle gracias a Dios por habernos permitido la posibilidad de su compañía y antes de morir nuestra mascota, devolverle  una tierna caricia como agradecimiento por el tiempo que nos dedicó con sus juegos, lengüetazos y movimiento de su cola como símbolo de saludo o los ladridos alertándonos de extraños y peligro.

Hoy y mañana siempre estaremos despidiendo con dolor a nuestras mascotas, ayer Danko, Paco, Mateo, Lucas, Baba y hoy Canela, bellos animales que han complementado nuestra existencia.

Solo quien ha tenido en su casa un animal de compañía puede entenderlo. Los perros o gatos como mascotas más comunes de un hogar se convierten en una parte más de la vida de sus habitantes, compartiendo muchos momentos de alegría y tristeza; reconfortan, consuelan y entretienen cuando otros problemas parecen arrasar con la cotidianidad.

Para todas las mascotas que han acompañado nuestras vidas, un adiós con todo el corazón y una oración dirigida al creador del universo por haberlas traído al mundo dando compañía afectiva a los niños, hombres, mujeres y nuestro compromiso sagrado de ser fieles a las enseñanzas de San Francisco de Asís: brindando buen trato para que en el mundo reine la armonía entre todos los seres vivos, como símbolo de paz y alegría.

---
*Educador y Escritor.
Danielquintero47@gmail.com

Share

Excelsio Colombia

Excelsio, Primer Periódico Virtual de Boyacá - Colombia.

Publica un comentario:

0 comments:

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.