Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros
Excelsio

Lo último

Navegación

ATENCIÓN

Excelsio - Noviembre 2005 - Noviembre 2017
Tras doce años de servicio este sitio web ha cerrado de forma definitiva sus actividades.

Gracias por su visita.



Si desea deje un comentario o utilice el buscador para acceder a nuestro archivo de noticias.


Opinión | Un santo con velas propias y el diablo haciendo sus hostias

Dario Álvarez Morantes* | El proceso para formalizar la paz en Colombia, ha iniciado con el acuerdo para el cese bilateral y definitivo del fuego y de hostilidades entre el Gobierno y las Farc.

El presidente Santos rebosa de optimismo asegurando que ha llegado el fin de las Farc como guerrilla, al igual que Timochenco prometiendo  que nunca más esa organización volverá a empuñar armas, sin embargo, lo difícil no era la firma del acuerdo, sino el nuevo proceso del posconflicto que comienza, en el que se pondrán en acción las estrategias para aclimatar una paz real, duradera y sostenible, para lo cual el primer mandatario cuenta con sus seguidores que lo apoyan a ultranza y ruegan para que la paz se consolide dejando espacio para el logro de sus propios intereses.

Prenden sus propias velas distribuidas programáticamente y están  pendientes de la infinidad de presagios y significados que se pueden dar por los movimientos, formas y desplazamientos que puede tomar la llama consumiendo el pabilo y la cera, con la revelación de diferentes mensajes, que solo los podrán interpretar en su momento  los expertos e informados comisionados para cada tarea, no solo por las coincidencias entre formas, aromas, colores y restos, sino con conocimiento de causa, según el viento que sople y el cumplimiento de lo pactado, para lo cual reinan las dudas, que no podrán explicar, ni los más acertados  en esoterismo.

La opinión pública queda a la expectativa, con gran esperanza y mucha incertidumbre, pues la estrategia principal basada en seguridad, justicia y democracia, no está muy bien estructurada, porque la garantía de los derechos y oportunidades debe ser no solo para los reinsertados, sino para toda la gente que se desempeña honradamente, la seguridad ciudadana es compleja para cubrir ahora a otro sector con mayor potencial delictivo y la democracia no es tan fácil aplicarla en un país donde reinan las mayores inequidades.

En el sector agropecuario por ejemplo no se ha diseñado una política integral de estado para el desarrollo rural, los problemas de la distribución de la tierra son graves, los costos de producción altos, la infraestructura deficiente, el acceso al crédito reducido y engorroso, la asistencia  técnica ineficiente, la comercialización desorganizada e influenciada por productos importados, los riesgos altos y el apoyo del estado deficiente, de manera que el sector más golpeado por el conflicto no tiene un panorama claro en el posconflicto.

Sin embargo nadie puede ver a través de los ojos de los demás y debemos auto motivarnos para parar en nuestras acciones cotidianas, revisar lo que hemos venido haciendo, ajustar nuestras actitudes y seguir con seguridad y confianza para cultivar la paz, pues la única forma de integrar el pasado con el futuro, es con el cambio que podamos generar todos, con nuestras acertadas decisiones.

No podemos caer en el error del miedo permanente, del rencor, de la frustración, de la arrogancia, de la indiferencia, de la codicia, de la crítica malintencionada y del engaño, porque la construcción de la paz parte desde la familia y si soportamos este cáncer de la guerra por más de 50 años, vale la pena contribuir para erradicarlo definitivamente, sin permitir que se vuelva a manifestar, para continuar con tratamientos paliativos de bajos resultados.

Es por lo anterior que a pesar de los errores innecesarios que se pudieron cometer y las exageradas concesiones aprobadas en el proceso por parte del gobierno, hay que apoyar el acuerdo, pensando en que  es mejor una  mal arreglo que continuar con el pleito, sin embargo el posconflicto marca la diferencia y se debe tener mucho cuidado en su avance sin permitir más pretensiones, que copiaran los futuros grupos al margen de la ley que quieran reinsertarse a la vida civil, dejando en desventaja a la gente de Bien.

No son válidas todas las críticas del Ex presidente Álvaro Uribe adelantándose al fracaso del proceso, sin recordar que él en 8 años de gobierno no pudo acabar con el conflicto, a pesar de tener motivaciones personales, fracaso en la desmovilización de los paramilitares, con el agravante de que muchos de sus colaboradores inmediatos  han sido investigados o condenados,  por lo que no tiene autoridad moral para orquestar  toda una estrategia de oposición a la paz, que  ahora lo tipifica como el diablo haciendo hostias, mientras debía ser el principal colaborador para que no se cometan los errores que el cometió.

Pero tampoco es aceptable la actitud de prevención del presidente Santos, motivando a la gente, con amenazas consecuenciales de guerra, si no se vota afirmativamente el plebiscito: Implícitamente todo el mundo está de acuerdo con la paz, ese es el mayor anhelo, pero  si se quiere ser más democrático y las normas lo permiten, que incluya una tercera pregunta ¿está de acuerdo con el proceso de paz en los términos que se han pactado?

De modo que el pueblo decida y participe en el proceso de pacificación, con todo el entusiasmo, pero rechazando los vicios que se presenten en materia de politiquería y corrupción, exigiendo que en el posconflicto, la legalidad del gobierno ponga las condiciones sobre lo acordado y no los reinsertados con presión para sus aspiraciones; de manera que también, ni el poder, ni el nobel de paz para Santos, ni  el premio por su liderazgo político y defensa de los derechos humanos en Iberoamérica para Uribe, sean las mayores motivaciones personales.

"Para hacer la paz se necesitan por lo menos dos, más para hacer la guerra basta uno sólo". 
Arthur Chamberlain
---
*Dirigente gremial.

Share

Excelsio Colombia

Excelsio, Primer Periódico Virtual de Boyacá - Colombia.

Publica un comentario:

0 comments:

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.