Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros
Excelsio

Lo último

Navegación

Opinión | Ni si porque diga Santos, ni no porque pregone Uribe

Darío Álvarez Morantes | En el procedimiento de supuesta participación democrática, donde el presidente Santos con el apoyo de sus ministros y previa aprobación del congreso, convoca al pueblo colombiano, para apoyar o rechazar una decisión del ejecutivo, en este caso el proceso de paz, mediante el plebiscito, inspirados en el principio de soberanía popular; no se puede condicionar a la población, ni con amenazas, ni  con suspensión de puestos burocráticos, ni con restricciones de apoyo gubernamental en la inversión pública, para los entes territoriales, si no se vota SÍy mucho menos, con recomendaciones del menos autorizado moralmente para motivar a que se vote NO.

El Plebiscito es un mecanismo donde el pueblo participa para definir su destino y nunca puede estar en contravía de la constitución nacional, no se utiliza para refrendar políticas ya establecidas, sino para determinar la conveniencia de un proceso a seguir, sin la influencia vertical ni transversal recurrente, sobre la voluntad popular, ejercidas por el presidente  Santos y el senador Álvaro Uribe respectivamente. La decisión del pueblo debe ser libre, espontánea, clara autónoma e independiente, sin publicidad engañosa, para lograr el voto favorable o desfavorable a la iniciativa  y fundamentada en un análisis suficiente, con la información total, para comprender el alcance y la realidad de la situación, con sus implicaciones presentes y futuras, dentro de un resultado que debe propiciar es el beneficio  para todos los colombianos.

En la Firma del tratado de libre comercio con estados Unidos, se hubiera podido implementar y desarrollar el mismo proceso, pero el resultado hubiera resultado igual, por la influencia del gobierno, los medios de comunicación y los sectores que se preveían beneficiados con el acuerdo, que a la postre resultó totalmente lesivo para la autonomía y el desarrollo del país, pero que ahora nadie defiende, ni se atribuye la responsabilidad de las nefastas consecuencias que se advirtieron y  descalifican totalmente a los sabios, que a ultranza apoyaron e impusieron esa estrategia comercial.

Cuando se protestó en el paro agrario Nacional, por la situación a que fue llevado el sector agropecuario, por el TLC, se desvirtuó la protesta, se atropellaron a los campesinos y finalmente se manipularon a presuntos voceros que tenían  y tienen más intereses particulares que colectivos, se pactaron acuerdos, se  reformaron leyes, se expidieron decretos y resoluciones, se aumentó el presupuesto para la corrupción en los programas gubernamentales del agro, se nombró un  nuevo viceministro  y disque se reestructuró el Ministerio de Agricultura,  en todo este aparente cambio, que resulto una farsa por los acostumbrados incumplimientos, las estrategias equivocadas y todo el show para engañar al pueblo, porque seguimos exactamente igual, sin una política integral de estado para el desarrollo rural. Se levantó el paro camionero y la inmediata respuesta fue el aumento en el precio de la gasolina.

Es por eso que a los agricultores sin ser opositores del proceso de paz, nos asaltan serias dudas por ejemplo, en el sector agro, no tuvimos la vocería en las negociaciones, de modo que nos han representado personas que no saben del tema y organizaciones que no son de la base en el sector agropecuario,  donde la desmovilización, la reintegración, la seguridad y la convivencia social son procesos serios y complicados que pueden aparecer muy fáciles en una mesa de negociación, pero muy diferentes en la cruda realidad del campo.

Nos preocupa quedar en inferiores condiciones que los reinsertados y que las prioridades apunten hacia las zonas más golpeadas por el conflicto, de modo que las zonas de paz no sean relevantes. Nos preocupa La restitución de las tierras y la titularización de las mismas, que ahora  algunas, van a ser legalizadas a nombre de propietarios reinsertados, por los que además tendremos que votar, para que nos representen en las corporaciones públicas y compartir obligatoriamente el espacio productivo bajo sus condiciones.

En la influencia  del narcotráfico y la explotación minera que no creemos que se entreguen tan fáciles para emprender negocios legales que les arrojen similar rentabilidad con trabajo fácil, En el tratamiento a las victimas reales que somos los agricultores, pero que nadie nos garantiza la no repetición y la dignidad de nuestro desempeño.

El escepticismo es justificado, aunque somos los más dispuestos a apoyar el proceso pero con buena  información y comunicación  no manipuladas, verdad comprobada, entrega de armas, cumplimiento a los acuerdos,  respeto a los derechos humanos y a los recursos naturales y el medio ambiente.

Los productores del sector agropecuario fuimos y seguimos siendo los principales damnificados en los  55 años de una guerra  en la que aportamos los muertos, la sangre el dolor, las lágrimas, la humillación y la incertidumbre, solo por el hecho de vivir en el campo,  trabajando con humildad y como escudos humanos en el conflicto, por eso reclamamos un posconflicto  sin politiquería ni corrupción, con justicia, equidad, seguridad, participación y democracia, que seamos todos incluidos como los principales actores, para la reposición, retribución, apoyo, estimulación y fomento del desarrollo rural.

No somos parte del conflicto, somos parte de las soluciones, porque conformamos el sector productivo primario de la economía y del trabajo honesto, por lo tanto hay muchas respuestas que debemos conocer en un proceso que no solo será con las FARC, sino con los demás grupos al margen de la ley que no negociaran por menos, por eso no hay derecho a errores, que pagaremos los mismos de siempre y la actitud de prudencia he indecisión, no  solo es  con miras al plebiscito, sino reflexionando para actuar, con el objetivo de lograr una paz justa, duradera y sostenible para todos los Colombianos.

La equidad es la igualdad y la justicia que aborrecen los poderosos  y la violencia es el miedo que  le tienen a los ideales de los demás.

Share

Excelsio Colombia

Excelsio, Primer Periódico Virtual de Boyacá - Colombia.

Publica un comentario:

0 comments:

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.