Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros
Excelsio

Lo último

Navegación

Estas son las razones por las que las colombianas deciden no tener hijos

Razones por las que las colombianas deciden no tener hijos
Un estudio realizado por la Escuela de Estudios de Género, de la Universidad Nacional de Colombia, evidencia las transformaciones en las historias de vida de las mujeres sin hijos, quienes ven la maternidad como una opción y no como un destino.

Aunque no existe una sola causa por la que ellas decidan no tener hijos, la investigadora Claudia Margarita Muñoz, magíster en Estudios de Género, indagó sobre los motivos más frecuentes por los que la maternidad ha dejado de ser una prioridad.

Para estudiar por qué ha cambiado la concepción de ser madres en la sociedad actual, la investigadora consultó mujeres urbanas entre los 40 y 49 años, profesionales, sin hijos por su voluntad y no porque no pudieran tenerlos.

“El grupo de mujeres tenía diferentes creencias religiosas, distinta orientación sexual y algunas tenían pareja. Todas tienen especializaciones o maestrías, estabilidad e independencia económica, trabajo estable y han viajado fuera del país”, explica la investigadora.

Adicionalmente, todas las entrevistadas provienen de clase social media, es decir, ninguna nació en familias con ingresos altos y todas se esforzaron para construir sus proyectos de vida, entre ellos pagar sus estudios universitarios, trabajar mientras los realizaban, vivir con sus familias en el periodo que estudiaban, entre otras.

Después de aplicar entrevistas semiestructuradas, sobre sus características socioeconómicas, educativas y afectivas, información sobre su infancia y adolescencia, relaciones familiares, relaciones de pareja y las razones por las que deciden no optar por la maternidad, se encontró que la construcción de la autonomía y la prioridad de otros proyectos personales son los motivos que encabezan la lista.

Para todas las entrevistadas educarse era una aspiración importante para su propia realización. Incluso Teresa, una de las entrevistadas, señaló que aplazó su matrimonio con un hombre mayor, porque su prioridad era terminar la Universidad y así no depender económicamente de nadie, a propósito de su historia familiar, en la que su madre fue dependiente de su padre.

“Las mujeres señalaron la importancia de construir una historia personal, y se distanciaron del sacrificio y las relaciones afectivas de pareja que implicaban dependencia económica o la falta de poder en la toma de decisiones”, puntualizó la magíster Muñoz.

Entre las entrevistadas también participaron mujeres que tenían parejas estables. Karen, una de ellas, expresó que tener un hijo nunca excedió sus ganas de tener una vida para sí misma y no tener que vivir en función de nadie.

“Los sacrificios de los hijos son muchos. Decidimos no tener hijos y ambos estamos contentos, ninguno de los dos está tratando de convencer al otro”, añadió.

Asimismo, ellas incluyeron razones como el dolor asociado al parto y a las implicaciones de la crianza, así como la responsabilidad que supone el ejercicio de la maternidad.

Sandra, otra de las consultadas, resaltó por su parte: “la vida de las mujeres con hijos es con muchos sacrificios, al punto de perderse en ellos, no lo concibo, no me parece”, narró.

Por último, el grupo entrevistado mencionó que no están de acuerdo con la estructura de la familia tradicional y tienen una percepción negativa del mundo, como la inseguridad o la violencia, por lo cual consideran innecesario traer a un ser humano a vivir ese tipo de cosas.

En Colombia, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) de 2010, la tasa de hijos por madre pasó de 6.7 en 1969 a 2.1 en 2010. Para el caso de Bogotá, la tasa global de nacimientos por mujer es 14 % menor que la del resto del país, es decir 1.8 hijos - mujer en Bogotá, en contraste con 2.1 hijos - mujer en el país.

Además, existe una relación inversamente proporcional entre el número de hijos por mujer y el nivel educativo y entre el nivel de riqueza y las tasas de fecundidad.

La investigadora Muñoz precisó que el cambio en la mentalidad femenina se ha dado desde la década de los 60 y mediados de los 70, que incluyó cambios importantes en la vida socioeconómica de las mujeres en Colombia, porque empezaron a desempeñarse activamente en los ámbitos laborales y educativos.

“La sociedad acepta con más facilidad que se puede ser un excelente hombre sin ser padre, pero no ocurre lo mismo con las mujeres sin hijos. Sin embargo, estamos atravesando transformaciones en las expectativas y proyectos de vida, que supone un cambio en la tradición de las mujeres”, concluyó.

Share

Excelsio Colombia

Excelsio, Primer Periódico Virtual de Boyacá - Colombia.

Publica un comentario:

0 comments:

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.