Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros
Excelsio

Lo último

Navegación

Corazón Campesino

I
A la gente que cultiva, con voluntad de trabajo, amor y gran talento,
Hoy le ofrezco un saludo, agradeciendo el ejemplo que conduce al buen camino,
Y con todo el respeto y aprecio que se merecen, ofrezco en este momento,
Una felicitación a los hombres, mujeres y niños en el día del campesino.

II
El mejor regalo que la sociedad le puede ofrecer a la familia del campo,
Es el trato justo y respetuoso que se merecen como personas decentes,
Pues nos ofrecen a diario productos de la comida,  con cariño y con encanto,
Pero sin embargo algunos creciéndose de estrato se portan indiferentes.

III
El campesino es el hombre capaz, honesto, valiente y ejemplo de dignidad,
Sencillo y trabajador, buen hijo, buen padre, marido,  amigo y hermano,
Que lucha por sus principios con toda dedicación sirviendo a la sociedad,
Pero nunca  exaltamos, ni valoramos su esfuerzo como el mejor colombiano.

IV
Cuando el país va bien en toda su economía, nos sentimos en la cima,
Pero al hombre de trabajo, humilde y muy responsable con su pica y su azadón,
Nunca le reconocemos y si escasea la comida, le echamos la culpa al clima,
Pero al noble campesino no se le cumplen promesas, ni se le halla la razón.

VI
Vamos a decir verdades de todo lo que ha pasado analizando  proezas,
Pero nos toca pedir eso sí, mucha paciencia  a nuestro Padre eterno,
Para poder aguantar las consecuencias fatales, disfrazadas de bellezas,
Que En conflicto de intereses, sin aciertos y con reveses nos ha metido el gobierno.

VII
Firmaron varios acuerdos, eso sí mal negociados, expertos en tlc,
Bajarían importaciones, aumentarían exportaciones con tales negociaciones,
No valieron sugerencias, ni clamores, ni advertencias, con el don de su merced,
Ahora bajo el petróleo, el dólar subió de precio y se agravaron  las situaciones,

VIII
Con promesas infundadas de progreso y de comida abundante y regalada,
Sin autonomía, Se acaba ganadería y producción nacional, no solo de agricultura
Los recursos naturales, explotados por foráneos ahora no valen nada,
Comprarles a otros países, todo lo que haga falta es nuestra nueva cultura.

IX
Más impuestos, carestía, menos plata y más violencia es el pan de cada día,
Pero todo se subsana con promesas de progreso y arranques de emoción,
En un mundo virtual amañado, que sabe armar muy bien la politiquería,
Para continuar con el flagelo descarado de la incontrolable corrupción.

X
Causa continúa frustración, impotencia, desesperación y mucho dolor,
Ver como las personas pierden su dignidad y  se acostumbran al abuso,
Adulan más el desempeño de película de un delincuente, que el de un agricultor,
Y son héroes, de rating, el patrón del mal,  Popeye y hasta Mancuso.

XI
Pero lo malo es que la desigualdad, aumenta como aumenta el hambre,
Y esta no es una situación coyuntural, temporal. Está lejos de ser  fugaz,
Las acciones de inequidad, proliferan cual el más tenaz enjambre,
Y sin fomentar la agricultura, no habrá comida para propiciar la paz.

XII
El sentimiento del corazón campesino hay que difundirlo con orgullo y  con cariño.
Así se estudie o se viva en la ciudad, no niegue la procedencia campesina,
De modo que se respete por el abuelo, el adulto, el joven y hasta el niño,
Porque seguro, necesitara de un agricultor a la vuelta de la esquina.

XII
La reflexión es,  que todos con principios y valores cambiaremos el destino.
De todos modos Colombia es un país inigualable  en riqueza y alegría,
Si pensamos y actuamos emulando el ejemplo del hombre campesino,
Lograremos un país desarrollado y acabaremos con tanta porquería.

Darío Álvarez Morantes

Share

Excelsio Colombia

Excelsio, Primer Periódico Virtual de Boyacá - Colombia.

Publica un comentario:

0 comments:

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.