El increíble negocio de las muñecas sexuales hiperrealistas

Rita Abundancia | Se han convertido en un producto de lujo, que oscila entre los 5.000 y los 25.000 euros. Un negocio en expansión capiteneado por dos empresas californianas. Analizamos el fenómeno.

Los expertos en robótica e inteligencia artificial prevén que para 2050 los robots sexuales estarán ya disponibles para invadir nuestras camas y, seguramente, proporcionarnos orgasmos programables en cuanto a duración e intensidad. Es probable también que en el futuro mucha gente opte por tener a estos humanoides como compañeros y hasta decidan casarse con ellos. Quizá las legislaciones de los países, siempre detrás de las demandas sociales, iniciarán poco a poco una apertura y acabarán permitiendo este tipo de uniones, lo que se celebrará como ahora hacemos con la aceptación del matrimonio homosexual, tras campañas de concienciación a la ciudadanía con lemas como “ los androides también sienten” o “el amor no es solo cuestión de piel”.

De momento, mientras llega ese –para algunos feliz, para otros dantesco– futuro, muchos se contentan con jugar a las muñecas. Maniquíes sexuales, que no son ni mucho menos tan sofisticados como los androides del porvenir, pero que cada vez van perfeccionándose más. Seres de aspecto casi real, con pestañas y pelo natural, que pueden articularse para llegar a practicar un considerable tanto por ciento de las posturas del Kamasutra. Mujeres, y también hombres, que no envejecen, cuya piel tiene un tacto muy similar a la humana y con órganos sexuales y cuerpos que pueden almacenar la temperatura, para que la falta de “calor humano” no sea un impedimento para probar, y hasta disfrutar, estos sofisticados juguetes sexuales.

Productos de lujo que oscilan entre los 5.000 euros (los modelos más sencillos) hasta 25.000.

» Lee el artículo completo en El País


+EXCELSIO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinión tienes acerca de esta noticia? Publica un comentario, no te quedes callado.

Ingresa aquí tu mensaje.
Términos y Condiciones de Excelsio.